The Challenge

Something mucho más bigger than a simple concierto

El final del verano de 1963 estaba acercándose cuando MrVertigo recibió una llamada muy curiosa. “Hey, Martin here…” Solo esas dos palabras fueron necesarias para comprender que estaba frente a uno de los momentos más complejos de la vida de muchas personas.

MrVertigo solo sabía que el lugar serían las escaleras del monumento a Lincoln en Washington D.C. Durante todo el viaje en avión estuve escribiendo uno de los discursos más importantes del siglo XX. En esta ocasión teníamos claro algo fundamental: el comienzo tenía que ser épico.

Por ello, estuve trabajando en el resto del discurso y posteriormente me centraría en el comienzo. Busqué fuentes icónicas de la historia: la declaración de Independencia de Estados Unidos, la Proclamación de la Emancipación y la Constitución de Estados Unidos.

Para que el mensaje de Martin fuera realista y sobre todo muy personal, me centré en incluir detalles muy llamativos y que llamaran la atención de los espectadores durante muchos años.

Para conocer mejor al orador, creamos un equipo que tenía que investigar al Sr. King. Aunque él y su equipo nos habían contado muchas cosas y detalles, les indiqué: “tenemos que sorprender a todos, tanto a los espectadores, como al propio orador”.

Este equipo descubrió una serie de referencias bíblicas que son muy llamativos para Martin. Así, teníamos el Salmo 30:5, Amós 5:24 o Isaías 40:4. Con esta información y sobre todo, incluyendo expresiones como “hijos de Dios” en varias ocasiones.

Así que empezamos a ensayar y hacer diferentes pruebas con Martin y todo su equipo. Varios cambios después, seguíamos sin tener esa frase introductoria.

“Necesitamos el claim de este speech” fue lo que dije al entrar en la oficina que teníamos. Teníamos solo un día hasta la gran presentación. Mi equipo contestó casi al unísono “he soñado con que nos decías esto”. “Vaya, estoy en tus sueños!”, les contesté, “A ver si es que vivimos en un sueño…” y así sucedió la magia.

Lugar

Washington

Fecha

28 agosto 1963

Tipo

Storytelling, Escritura de guión

The Result

Después de mucho trabajo, conseguimos que el día 28 de agosto, frente a una gran afluencia de personas, Martin Luther King dijo “I have a dream”.