Tu cerebro está programado para superarte y distraerte – MrVertigo
Do you have a pregunteision?
Send

Mis Stories

Tu cerebro está programado para superarte y distraerte

Cuanto más mantengas el enfoque, más rápido y alto ascenderás en tu trabajo. Esta fue la conclusión de un estudio realizado por Potential Project con 35.000 gerentes y líderes de todo el mundo.

Otros estudios han encontrado que altos niveles de enfoque te hacen sentir más equilibrado y productivo, y te perciben como un mejor líder. El mensaje es claro: para tener éxito y ser feliz, el enfoque y el trabajo profundo son clave.

Pero hay un problema. Nuestros cerebros están programados para distraerse

Los neurocientíficos han descubierto que nuestros cerebros están programados para distraerse. Esta cualidad nos fue útil cuando estar alerta ante la aproximación de un animal peligroso era crucial, pero la distracción no sirve cuando nuestro jefe se acerca. Y la constante corriente de distracciones externas de hoy en día empeora la situación, erosionando constantemente nuestra capacidad de concentración. De hecho, nuestra investigación ha descubierto que, en promedio, cerca de la mitad de las personas (42%) no logran concentrarse en sus tareas durante todo el día laboral.

Las distracciones de hoy en día empeoran nuestro trabajo diario

Sin embargo, las buenas noticias son que estos números no son estáticos o inmutables. La verdad es más compleja que una simple evaluación de “¿estás enfocado o no?”. Los patrones de enfoque varían enormemente a lo largo del día y a lo largo de una semana de trabajo. Echa un vistazo a la imagen a continuación. Para muchos de nosotros, estamos más concentrados por la mañana, pero luego caemos rápidamente en un valle de distracción que dura la mayoría de nuestras horas clave de trabajo. Solo hacia el final del día laboral nuestra concentración comienza a recuperarse. Y para entonces, ya es demasiado tarde.

La curva del enfoque en nuestro cerebro

La historia se vuelve mucho más interesante cuando comienzas a desentrañar cuándo y por qué es más fácil enfocarte para ti personalmente. Cada uno de nosotros tiene una curva de enfoque, una “firma de enfoque”, por así decirlo, que refleja nuestras necesidades y personalidad únicas. Las subidas y bajadas de la semana se ven diferentes para cada persona y están influenciadas, para bien o para mal, por una serie de factores diferentes.

Ahora, imagina si pudieras descubrir los picos y valles de tus divagaciones mentales en una semana típica. ¿Y si conocer los patrones de tu enfoque pudiera ayudarte a fortalecerlo durante todo el día y la semana?

Potential Project se propuso crear una forma de hacer precisamente eso. Creamos una aplicación para rastrear el enfoque de una persona y su disposición para el trabajo profundo a lo largo del día, y luego la probamos con destacados psicólogos y teóricos organizacionales de las mejores escuelas de negocios. Luego nos asociamos con una de las firmas de servicios profesionales más grandes para ponerla en uso y ver qué revelaría una mirada al interior de la mente en el trabajo.

Aquí hay algunas de las ideas clave que surgieron con nuestros clientes:

  • Más de la mitad de los empleados y líderes que participaron en la prueba admitieron una interrupción significativa en el flujo de trabajo debido a divagaciones mentales excesivas.
  • Cuando se les preguntó sobre su nivel de estrés, solo el 20% dijo que son capaces de manejar adecuadamente sus niveles de estrés durante la semana laboral.
  • Las personas más jóvenes en roles de liderazgo junior estaban un 26% menos enfocadas en comparación con los líderes más senior. Esto respalda otras investigaciones que indican que las cohortes más jóvenes se distraen más a menudo debido a una mayor dependencia de las redes sociales y otras aplicaciones digitales. Curiosamente, aunque estos jóvenes tienen menos enfoque, no experimentan más estrés. Son los líderes más senior y las personas mayores quienes tienden a experimentar más estrés.
  • De lunes a viernes, el enfoque de las personas comienza alto al inicio de la semana. Sin embargo, el jueves por la mañana, tanto su capacidad para regular el enfoque como el estrés disminuyen rápidamente, con la mayor caída ocurriendo el viernes por la tarde. Este resultado es un hallazgo un tanto contraintuitivo, ya que podríamos esperar que el final de la semana laboral traiga menos estrés. Los comentarios abiertos de los usuarios indican que la razón del estrés al final de la semana es algo con lo que todos estamos demasiado familiarizados: tareas sin terminar y la presión de tener que trabajar durante el fin de semana.

Sueño y mindfulness: facilitadores del enfoque para el trabajo profundo

Muchas variables pueden afectar el nivel y la calidad del enfoque de una persona. Nuestro estudio con la firma global de servicios profesionales se centró en dos variables principales: el sueño y el mindfulness.

  • Sueño: Un buen sueño amortigua algunos de los efectos negativos del estrés laboral y se traduce en un enfoque consistentemente mayor. En nuestro estudio, más personas tenían un buen sueño al comienzo de la semana, pero luego la cantidad y calidad del sueño comenzó a disminuir a partir del miércoles por la noche. Aquellos que lograron mantener una rutina de sueño saludable a lo largo de la semana, especialmente el jueves por la noche, tuvieron un 15% más de enfoque y un 12% más de capacidad para manejar el estrés.
  • Mindfulness: La práctica del mindfulness, que implica estar plenamente presente en el momento y consciente de los pensamientos y emociones, puede mejorar significativamente el enfoque y la capacidad para el trabajo profundo. La incorporación de técnicas de mindfulness en la rutina diaria puede ayudar a reducir la distracción y mejorar la productividad. Dedicar unos minutos al día a la meditación o a ejercicios de respiración consciente puede marcar una gran diferencia en la capacidad de mantener el enfoque y la calma durante el trabajo.
  • Establecer límites y eliminar distracciones: Para mejorar el enfoque en el trabajo, es importante establecer límites claros y eliminar las distracciones. Esto puede incluir apagar las notificaciones del teléfono o usar aplicaciones que bloqueen el acceso a ciertos sitios web o redes sociales durante las horas de trabajo. Además, crear un ambiente de trabajo tranquilo y organizado puede ayudar a minimizar las distracciones visuales y auditivas.
  • Planificar y priorizar tareas: La planificación y la priorización adecuadas de las tareas pueden ayudar a mantener el enfoque y evitar sentirse abrumado. Establecer metas diarias o semanales y crear una lista de tareas puede ayudar a mantener el enfoque en las tareas más importantes y evitar la dispersión de la atención. Asimismo, es recomendable asignar bloques de tiempo específicos para cada tarea y evitar la multitarea, ya que esto puede fragmentar la concentración y reducir la productividad.
  • Realizar pausas estratégicas: El descanso y las pausas son fundamentales para mantener un enfoque óptimo. Programar pausas cortas y regulares a lo largo del día permite recargar energías y renovar la concentración. Durante estas pausas, es importante alejarse del entorno de trabajo, estirarse, dar un paseo o practicar técnicas de relajación para despejar la mente y reducir el estrés.
  • Cultivar un ambiente de trabajo saludable: El entorno físico y social en el que trabajamos puede tener un impacto significativo en nuestro enfoque y productividad. Mantener un espacio de trabajo limpio, ordenado y libre de distracciones contribuye a crear un ambiente propicio para el enfoque. Además, fomentar una cultura de apoyo y colaboración entre los miembros del equipo puede ayudar a mantener la motivación y el compromiso con las tareas.
  • Establecer límites de tiempo y establecer plazos realistas: Establecer límites de tiempo claros para las tareas y proyectos ayuda a mantener el enfoque y evita la procrastinación. Es importante asignar un tiempo específico para completar cada tarea y cumplir con los plazos establecidos. Sin embargo, es esencial asegurarse de establecer plazos realistas y factibles para evitar el estrés innecesario y la presión excesiva.
  • Autocuidado: Cuidar de nuestra salud física y emocional es fundamental para mantener un enfoque óptimo en el trabajo. Esto incluye mantener una alimentación balanceada, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente. Además, practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación, el yoga o la respiración consciente, puede ayudar a reducir la ansiedad y mejorar la capacidad de concentración.
  • Buscar apoyo y capacitación: En ocasiones, mejorar el enfoque en el trabajo puede requerir aprender nuevas estrategias y habilidades. Buscar capacitación o asesoramiento en técnicas de gestión del tiempo, manejo del estrés o mejora del enfoque puede ser beneficioso para desarrollar nuevas herramientas y abordar los desafíos específicos que dificultan la concentración.
  • Evaluar y ajustar: Es importante realizar evaluaciones periódicas de nuestro enfoque y productividad en el trabajo. Identificar los factores que afectan negativamente el enfoque y buscar soluciones o ajustes adecuados puede ayudar a optimizar el rendimiento. Esto puede implicar realizar cambios en la rutina diaria, implementar nuevas estrategias o buscar apoyo adicional cuando sea necesario.

En conclusión, mantener un enfoque sólido en el trabajo es esencial para aumentar la productividad y lograr mejores resultados. Adoptar hábitos saludables relacionados con el descanso, la organización, el autocuidado y la eliminación de distracciones puede marcar una gran diferencia en nuestra capacidad para mantener la concentración y lograr el éxito en nuestras tareas diarias. Al ser conscientes de nuestros propios patrones de enfoque y las estrategias que nos funcionan mejor, podemos potenciar nuestro enfoque y lograr un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Recuerda que el enfoque y el trabajo profundo son clave para alcanzar el éxito y la satisfacción en tu carrera. Aunque nuestros cerebros estén predispuestos a la distracción, podemos desarrollar habilidades y adoptar prácticas que nos permitan superar esas limitaciones y mantenernos concentrados en nuestras tareas.

Así que, ¡adelante! Toma el control de tu enfoque, aprovecha las oportunidades para mejorar tu sueño y practicar el mindfulness, y adquiere hábitos y técnicas que te ayuden a mantener la concentración en el trabajo. Con determinación y perseverancia, podrás alcanzar niveles más altos de éxito y bienestar en tu vida profesional. ¡Buena suerte!

No te pierdas nada

Lo que escribo directamente para ti.

¡No hacemos spam! Read nuestra política de privacidad para obtener más información.

MrVertigo te espera para contarte cositas

¿Quieres más? Suscríbete para muuucho more.

    Si tienes ganas de más, es el momento de aprender contenidos nuevos. Para ello, hemos seleccionado los tres cursos que más pueden encajar contigo. Échales un vistazo a estos cursos y ¡aprende what you quieras!

    Despierta tu creatividad en el trabajo: Consejos para superar tu potencial innovador
    Esta guía para el diseño de cursos en línea es un estándar de calidad impresionante