Mi Blog

Las Stories de MrVertigo

Pensar un personaje para el curso (casi) con los ojos cerrados

Un personaje puede aportar una mirada novedosa sobre un contenido. No tanto por el fondo, pero sí por la forma.

Más que ser un diseñador o un ilustrador, hay que tratar de ser un entusiasta de las caras y las personas para generar y crear un personaje con mucha personalidad y que conecte con los alumnos.

Hay que tomarse los personajes muy en serio para entender cuál es la importancia de estos recursos en un curso de formación e-learning. Para ello, aunque hay muchísimo trabajo detrás, lo más importante es saber que el personaje es una cara «conocida» y amable para los alumnos. Además, nos permite acercar el contenido a los alumnos.

La mejor forma de comenzar a trabajar en la creación de personajes es hacer un análisis de las necesidades del curso y así saber si el personaje encaja con el público objetivo del curso. En algunos casos, es necesario un perfil más técnico y, en otros, se trata de uno con un perfil mucho más cercano.

Los personajes, como decíamos antes, no son solo un elemento o un recurso gracioso. Se trata de un recurso didáctico con mucho valor, puesto que ayudan al alumno a comprender mejor el contenido. Así, nuestro personaje puede guiarle como un hilo conductor lógico con el que reforzar la información que estamos transmitiendo.

Personajes

En definitiva, un personaje permite humanizar un mensaje que a veces por ser excesivamente institucional o corporativo puede que sea percibido con un efecto negativo. Con lo cual, queda más que claro que no todos los cursos necesitan de un personaje y que no todos los personajes sirven para todos los cursos, según las metodologías.

 

Diseñadora ilustradora personajes

Los personajes una herramienta más de personalización

MrVertigo cree en la personalización como una herramienta de engagement y de comunicación con el alumno, porque así ya le estamos diciendo que su experiencia nos importa. Se trata de mucho más que una imagen o una simple cara. La personalización dice mucho sobre el respeto hacia el alumno. Nos preocupamos de que su curso sea una experiencia y que lo que cada una de las personas que accedan al curso puedan disfrutar sea único e irrepetible. Aunque el contenido para todos es el mismo, tratamos de elaborar pequeños detalles para que cada uno se sienta único y especial.

En ese sentido, los cursos en los que los alumnos y alumnas pueden controlar al personaje y tomar decisiones propias son aquellos en los que podemos comprobar una mayor implicación de los usuarios y usuarios y, por tanto, un mejor resultado en las evaluaciones. Ellos son quienes generan la última capa de su formación y, por tanto, pasan a ser una parte activa del aprendizaje. Podemos simular acciones y situaciones reales que ellos mismos ya han vivido.

Según el perfil de nuestros alumnos o la imagen que se quiera transmitir, es importante hacer una selección adecuada de las características de nuestros personajes.

Las características claves de los personajes

Una de las preguntas que más me han hecho es “¿el personaje, masculino o femenino?”. Es una pregunta interesante y que, como hemos visto, tal vez no necesitemos responderla. Los alumnos podrán elegir su propio personaje como quiera.

Sin embargo, para definir el género del personaje hay que tener varios puntos en cuenta:

  • 🔎 Qué mensaje se busca transmitir
  • 🖇 Cuánto de cercano debe ser el mensaje
  • 📰 Cómo es el perfil de los que van a recibir el curso

El perfil del personaje es también bastante importante. No es lo mismo un perfil más informal. En el que los personajes pueden estar vestidos y atrezzados de una forma más cercana al alumno.

También podemos contar con un perfil profesional. Según el contenido podría ser también un tipo de personaje muy interesante.

¿Quieres más? Suscríbete para muuucho more.

Tener buen ojo para elegir tu plataforma e-learning
Volver la vista atrás en el elearning