Capacidad, habilidad, competencia… ¿Alguien se ha acercado a explicarte de qué se trata? – MrVertigo

Mis Stories

Capacidad, habilidad, competencia… ¿Alguien se ha acercado a explicarte de qué se trata?

Muchas veces al preparar propuestas y comentar desarrollos utilizamos palabras que aparentemente significan lo mismo. Sin embargo, no es realmente así. Es importante en algún caso que podamos marcar las diferencias según su significado de estas palabras para que las utilicemos con conciencia. 

Cuando generamos planes estratégicos de formación para empresas, se entremezclan tres conceptos similares: capacidades, habilidades y competencias. ¿Sabrías diferenciarlas?

Competencia

La competencia se refiere a todas nuestras características como personas: la motivación, los valores, nuestros rasgos… todo este conjunto de características que nos hacen personas únicas y que nos permiten desempeñarnos en nuestro puesto de trabajo. 

Capacidad

Es la circunstancia o las condiciones, cualidades o aptitudes que nos permiten desarrollar alguna tarea. Normalmente se refiere más a un nivel intelectual y nos permiten desarrollar nuestro cargo, por ejemplo. 

Habilidad

Es la posibilidad que tenemos como personas de hacer una cosa correctamente y con facilidad. Se centra más en nuestro potencial de aprender a realizar una acción concreta y corresponde a una serie de aptitudes que provienen de la naturaleza del ser humano.

Competencia, habilidad y capacidad, ¿es lo mismo?

Para una persona que lidera las estrategias de aprendizaje en una organización o la gestión del talento interno, es importante reconocer que estos tres términos no son iguales. Pues gracias a esta diferencia podemos reconocer cuáles son las necesidades de las personas del equipo y por ende, la correcta definición de los objetivos específicos, la creación de las estrategias y las tácticas correctas para solucionar dichas necesidades.

Ya hemos comentado lo importante que es para las organizaciones cuidar la brecha de habilidades. Recuerda que diferentes estudios recogían la importancia de cuidar el desarrollo de personas en la empresa. Uno de los principales motivos que señalaban las personas que formaron parte de estos estudios para abandonar su puesto de trabajo era la falta de desarrollo. Siendo únicamente superado por la falta de sueldo. 

Minimizar la brecha de habilidades en la empresa nos hace crecer

Además, se calculaba las empresas pueden perder por la rotación de personal se estima que pierden 1 billón de dólares en Estados Unidos. 

Si quieres tratar de mejorar tus habilidades o intentar evitar que la brecha de habilidades de la compañía se ensanche, te proponemos diferentes cursos a continuación que pueden serte de gran ayuda. ¿Qué quieres aprender hoy?

  • MrVertigo te ofrece un curso de redes sociales
    Curso para manejar tus redes sociales
  • Curso para aprender a gestionar el estrés
    Curso para gestionar y convivir con el estrés
  • Curso para aprender liderazgo durante crisis
    Curso para ser líderes en tiempos complejos
close

No te pierdas nada

Lo que escribo directamente para ti.

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

MrVertigo te espera para contarte cositas

¿Quieres más? Suscríbete para muuucho more.

    Si tienes ganas de más, es el momento de aprender contenidos nuevos. Para ello, hemos seleccionado los tres cursos que más pueden encajar contigo. Échales un vistazo a estos cursos y ¡aprende what you quieras!

    close

    No te pierdas nada

    Lo que escribo directamente para ti.

    ¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

    MrVertigo te espera para contarte cositas

    close






    No te pierdas nada

    Lo que escribo directamente para ti.

    ¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

    MrVertigo te espera para contarte cositas

    Qué podemos hacer para que el contenido sea más cercano en un curso e-learning
    Acercarse a convivir con el estrés, ¿es posible?